“No vuelvas. Te vamos a hacer boleta”, Gualberto Solano recibió amenazas para que no vuelva a Choele Choel

El padre de Daniel Solano, el trabajador rural desaparecido en Choele Choel en 2011, denunció que recibió amenazas mediante mensajes en su celular. “No vuelvas. Te vamos a hacer boleta”, decía uno de los textos recibido por Gualberto Solano.

El hombre había vuelto a radicarse en la localidad de Tartagal, Salta, lugar en el que vivía Daniel Solano, el joven que vino a trabajar al Valle Medio y desapareció el 5 de noviembre de 2011, luego de reclamar por irregularidades en los pagos que le hacia la empresa que lo contrataba para levantar la cosecha.

La millonaria estafa de la que eran victimas miles de trabajadores todos los años, bajo la mirada indiferente, (¿o cómplice?) del poder político, gremial y judicial de la región, vio en Daniel Solano alguien que se animaba a cuestionar el “sistema” desde la defensa de lo que le correspondía. Desde ese mismo lugar ahora se amenaza a su padre, porque su presencia logra que el reclamo de justicia siga vigente.

El fin de semana pasado Gualberto volvió a la zona, y estuvo presente en la procesión de Ceferino, en Chimpay. Luego vinieron las amenazas.

Ante el fiscal Daniel Zornita, Solano presentó la denuncia, acompañado por el cura párroco de Choele Choel, Cristian Bonin. “Ya te fuiste. Termínala. No vuelvas. Te vamos a hacer boleta”; “Terminala. Deja de molestar”; “No vuelvas más. Córtala”, son otras de las frases amenazantes que recibió el hombre que sigue reclamando la aparición de su hijo y el castigo de los culpables. 

 

(Visited 372 times, 1 visits today)