“Maldita burocracia, mi hija necesitó el andador cuando estaba viva”

“Me llamaron del Ipross. Señora está el andador para Yanela, cuando lo pasa a retirar. Mi hija voló hace una semana. Maldita burocracia, mi hija necesitó el andador cuando estaba viva”, escribió Yolanda Aguilera en su cuenta de Facebook. 

Yanela, una joven viedmense de 19 años que luchó durante varios meses contra un cuadro de leucemia, falleció el pasado 25 de mayo. Este viernes, su madre recibió un llamado desde el Ipross para comunicarle que le habían conseguido un andador que venía reclamando desde hace tiempo. Yolanda manifestó su bronca por la lentitud con la que habitualmente la obra social opera en estos casos. 

La joven fallecida era madre de una niña de un año de edad, y había recibido la colaboración de muchos vecinos de Viedma que a través de rifas y eventos solidarios le permitieron someterse a distintos tratamientos para contrarrestar los efectos de la enfermedad. 

 

 

Este no es el único caso en el que se denuncia la lentitud del Ipross. Durante la navidad del 2017, Daniel, un niño de 4 años de edad, que necesitaba la urgente colocación de un botón gástrico, falleció a la espera de que la obra social se lo pueda proveer.

Viedma: Murió un niño esperando que IPROSS le autorice un botón gástrico

 

(Visited 132 times, 1 visits today)