Falleció Julieta Vinaya: hasta el final luchó por saber quién mató a su hijo

Julieta Vinaya. Foto: archivo Portal Lo Principal.

El 15 de junio de 2008, el mundo de Julieta Vinaya cambió para siempre. Atrás quedarían sueños y anhelos. Aquel día su hijo Atahualpa Martínez, de 19 años, fue asesinado en Viedma. Desde entonces, esta mujer se convirtió en un emblema del pedido de justicia. Y desde ese rol, supo acompañar a otras personas que pasaron por situaciones similares. 

Atahualpa cursaba el último año del secundario y esa noche de junio salió a bailar. A la mañana siguiente lo encontraron muerto en un camino de tierra en las afueras de la ciudad. Había recibido un disparó en la espalda. De allí en más todo fue negligencia, desvió de la investigación y una causa que no iba a ningún lado. 

Julieta nunca se rindió y exigió conocer la verdad ante las máximas autoridades del país. Así, en una oportunidad pudo entrevistarse con la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner, y hasta logró encontrarse con las Madres y Abuelas de Plaza de Mayo, quienes le dieron fuerzas para continuar con su búsqueda de justicia.  

Julieta Vinaya, junto a Gualberto, el padre de Daniel Solano.

Pero la justicia rionegrina una vez más falló y en la tarde de este domingo Julieta se murió sin lograr que los asesinos de su hijo sean identificados y paguen por lo que hicieron. Al igual que lo sucedido hace algunos meses con el padre de Daniel Solano. 

Su salud se había deteriorado mucho en los últimos meses. En junio de este año, por su inquebrantable peregrinar en busca de justicia y acompañamiento de todas las causas similares, fue reconocida como Ciudadana Ilustre por la Legislatura rionegrina.

Julieta fue distinguida a mediados de este año como Ciudadana Ilustre por la Legislatura de Río Negro

La noticia de la muerte de Julieta Vinaya conmocionó a los viedmenses, y miles de ciudadanos conocedores de su lucha expresaron sus condolencias y muestras de dolor através de las redes sociales. 

(Visited 122 times, 1 visits today)