Ojeda considera que ya respondió la interpelación y no irá al Concejo

Los Concejales opositores a la gestión municipal de Luis Ojeda, convocaron a una sesión especial este jueves 3 de mayo. En ella pretenden interpelar al Intendente en relación a las responsabilidades del Municipio en la trágica muerte del joven Nicolás Gutierre sucedida el 23 de febrero en la cancha del Club Racing.

Sin embargo, Ojeda confirmó que no asistirá. El mandatario municipal cree que “no hay una razón fundada desde lo legal” para interpelarlo. También recordó que la Carta Orgánica, reformada en el 2012, especifica  la posibilidad de la interpelación de cualquier funcionario pero el articulo sobre la forma “no está reglamentado“.

“Me hicieron 24 preguntas, considere que no había que esperar y las respondí en el plazo de 48 horas. En una sesión del Concejo entregué las respuestas a todas las preguntas que me hicieron”, dijo el Intendente y agregó: “las mismas respuestas las elevé a la Fiscalía para que tomen conocimiento de las respuestas de parte del Estado municipal”. 

Luis Ojeda consideró que “asistir sería repetir lo mismo que ya hice por escrito”. “Además como no está reglamentado no está claro si lo tengo que hacer en forma personal o por escrita. No tengo garantías en ese sentido”, explicó el Intendente de San Antonio Oeste para dejar en claro su negativa a comparecer ante el Deliberante. 

Respecto a las responsabilidades de control y la interpretación del poder de policía, el Intendente expresó: “Todos los clubes sin fines de lucro están habilitados por la Dirección General de Personería Jurídica de la provincia”. ” El poder de policía lo tenemos todos, desde el Intendente hasta el último empleado del Municipio, Concejales, Tribunal de Cuentas. Cualquiera que vea una situación irregular tiene la obligación de denunciarla”.

El jefe comunal criticó la posición del Presidente del Concejo Luis Esquivel y del Concejal José María Clemant. “Aquí hay dos concejales, Esquivel y Clemant, que creen que toda la responsabilidad es del Intendente y ellos no tienen nada que ver. Pareciera que no fueran parte del Estado y han hecho de una situación muy triste y dolorosa, de un joven que perdió la vida, un hecho político”. 

Las diferencias entre los concejales opositores y el ejecutivo municipal parecen irreconciliables, y todo indica que la ausencia del Intendente y de los Concejales del Frente para la Victoria en la sesión prevista para la interpelación podría desencadenar en un pedido de juicio político. Una medida simbólica que no prosperaría por el fuerte respaldo político con el que cuenta el Intendente municipal.

(Visited 114 times, 1 visits today)