Soria: “No hay claridad en el rumbo de la política sanitaria provincial”

En el atardecer del domingo, la gobernadora de Río Negro Arabela Carreras anunció que ante el aumento de casos de covid-19 y la preocupación por el desborde del sistema sanitario, el Departamento General Roca vuelve a Fase 1 a partir de este martes.

Ese regreso significa fuertes restricciones a la circulación y a las actividades diarias por el término de 14 días. En su mensaje Carreras dejó entrever que no había consenso en esa medida, principalmente con el Municipio de General Roca. 

Cerca de la medianoche, la Intendenta Maria Emilia Soria escribió en redes sociales “tal como mencionó la gobernadora en la conferencia de hoy, le manifesté mi desacuerdo con la decisión de volver a Fase 1 en Roca”. Es decir que como también lo dijo Carreras se podrían rever las medidas anunciadas en ese Municipio. 

“No hay claridad en el rumbo de la política sanitaria provincial”, criticó Soria para pasar a explicar las razones por las que no cree “que ir a Fase 1 sea la solución”. “Conlleva un importante costo económico y social para gran parte de la población roquense, y sin garantizar que su aplicación esté acompañada de un efectivo operativo de control, difícilmente esta medida pueda llevarse a la práctica, sostenerse en el tiempo y alcanzar su objetivo. Muy por el contrario, en vez de soluciones, obtendremos mayores problemas”, agregó. 

Antes había expresado que “hace pocos días se dispuso la habilitación a los gastronómicos y ahora se plantea avanzar hacia el otro extremo”, y en esa afirmación basó su principal argumento para sostener que “no hay claridad” en el Gobierno provincial para enfrentar la emergencia sanitaria. 

“Está comprobado que los focos de contagio no están en las actividades laborales, comerciales, productivas ni deportivas que funcionan con rigurosos protocolos sanitarios; sino en las reuniones sociales, almuerzos familiares o de amigos, asados, cumpleaños, rondas de mate y encuentros entre personas sin respetar el uso de tapabocas y demás medidas preventivas establecidas”, escribió la intendenta Soria. 

También, la jefa comunal comparó la respuesta del gobierno de Carreras a General Roca y a Bariloche. “Roca pasó de 7 a 14 camas en 5 meses, mientras que, en el mismo periodo Bariloche por ejemplo, pasó de 8 a 25 camas”.  “El ritmo con el que se ha preparado el sistema sanitario en Roca ha sido mucho más lento que en otras ciudades”, afirmó.

 

(Visited 57 times, 1 visits today)