Pedido de informe del Frente de Todos por los vuelos privados a la provincia durante la cuarentena

Foto: Diario Río Negro.-

El pedido lo formuló el Frente de Todos, luego de conocerse que Río Negro autorizó la llegada de viajeros vía aérea a Bariloche durante el aislamiento, algo que hasta el momento había sido negado por el Ejecutivo provincial.

El decreto nacional 297/20 firmado el 19 de marzo pasado y aún en vigencia, restringe el tránsito interjurisdiccional de personas – en consecuencia también el ingreso a la provincia– excepto para los trabajadores esenciales, servicios del INCUCAI, personas autorizadas a asistir a un familiar o aquellos trasladados a centros de salud rionegrinos.

Sin embargo, durante estos meses fueron públicos y notorios los arribos de visitantes que llegaron particularmente a Bariloche en vuelos chárter privados -arribaron a razón de 1 por día-, sin cumplir con los requisitos de excepcionalidad impuestos por la normativa.

La ciudad transita en estos días una etapa crítica en cuanto al número de contagios por Covid-19, con 1337 casos positivos acumulados y 27 fallecidos, a la vez que se incrementa la ocupación de camas de terapia intensiva.

Las autorizaciones para el arribo de esos vuelos al aeropuerto Tte. Luis Candelaria llevan las firmas de funcionarios de alto rango del Ejecutivo provincial, aludiendo a “razones humanitarias” en algún caso, y en otro sin pretexto alguno que las justifique, hecho que motivó el pedido de informes, con las firmas de la presidenta del bloque, María Eugenia Martini, junto a los legisladores del Frente de Todos, Ramón Chiocconi, Alejandra Mas, Nicolás Rochas, Gabriela Abraham, Pablo Barreno, Ignacio Casamiquela, Daniela Salzotto, José Luis Berros, Marcelo Mango, Luis Noale y Daniel Belloso

El requerimiento, dirigido al ministro de Salud de Río Negro, Fabián Zgaib, y al secretario General de la Gobernación, Daniel Sanguinetti -ambos firmantes de los permisos– apunta a conocer el criterio que el Ejecutivo provincial aplica para permitir estos ingresos restringidos desde el inicio de la pandemia; el número de permisos otorgados, los motivos que los fundamentan y las medidas de control epidemiológicas y el seguimiento puntual de estos casos, en particular, si quienes arribaron a la ciudad cumplieron con los 14 días de aislamiento obligatorio.

“Nos encontramos en una situación confusa”, señaló María Eugenia Martini, “vimos llegar a Bariloche empresarios, deportistas y gente de la farándula, que difícilmente se encuadren en las excepciones que fija el Decreto presidencial de marzo”.

“Primero se nos dijo que los permisos los otorgaba Nación, y que quienes llegaban cumplían con la cuarentena. Ahora nos enteramos de que la provincia consintió esos ingresos. Cuestión que negó hasta la propia gobernadora”.

“Hay gente que al parecer ha venido a esquiar; gente que ha venido a hacer transmisiones televisivas, empresarios, y gente de paso”, indicó Martini, “no parece justo que mientras que el gobierno provincial obliga a los barilochenses a un enorme sacrificio para tratar de superar esta situación, al mismo tiempo les otorgan privilegios a otros para circular tranquilamente por la ciudad”.

Desde la jefatura de la terminal aeroportuaria de Bariloche, se advirtió días atrás que “se mantienen las medidas desde que se inició la cuarentena en marzo y solo pueden llegar vuelos oficiales, humanitarios y sanitarios”.

No obstante esta semana se conoció la existencia de permisos otorgados directamente por el gobierno de Río Negro, sin que se conozcan las razones ni los protocolos sanitarios aplicados a cada caso, razones todas que impulsan el pedido de informes presentado por los legisladores.