Para la UnTER hay alarma por “la suba desorbitante de casos de COVID en la provincia”

En la última semana más de 600 personas se contagiaron con el virus del Covid-19 en la provincia. “Es evidente que las medidas adoptadas por el gobierno provincial, los diferentes municipios y comisiones de fomento no alcanzan para frenar su propagación. De un día para otro los casos aumentan en forma desmedida y preocupa principalmente: la falta de camas de UTI, de recursos de muchas familias y del cronograma de vacunas”, expresaron desde el sindicato Docente.

Además, los representantes gremiales de los trabajadores de la educación se mostraron preocupados por “la disparidad con la que desde el Ministerio de Salud se distribuyen las vacunas en los diferentes lugares de la provincia”. Explicaron que “a más de un mes de iniciado el ciclo escolar, en presencialidad con estudiantes, en algunas zonas están concluyendo con los primeros grupos propuestos, en otras han dejado docentes en el camino”.

“Los Trabajadores de la Educación, son garantía en los establecimientos educativos del cumplimiento de los protocolos sanitarios, sin embargo, el gobierno no brinda certezas de cronograma de vacunación, lo que provoca incertidumbre, mientras los casos en ciudades como Bariloche, Viedma, Cipolletti, Bolsón se incrementan de manera exponencial y a nivel nacional la evolución de la pandemia es crítica además por las nuevas cepas”, agregaron.

En una reunión con el Ministerio de Educación el 9 de abril, el sindicato planteó la “conformación de una mesa de seguimiento con participación del gremio, para evaluar las modificaciones epidemiológicas y tomar las decisiones necesarias en resguardo de la comunidad educativa”. También se planteó “se avance con celeridad y mayor organización para que en un corto/mediano plazo la totalidad de los docentes reciba la vacuna, teniendo en cuenta la situación epidemiológica actual”.