La mayoría de los departamentos de Río Negro ingresan a la etapa de distanciamiento social

El decreto presidencial publicado hoy en el Boletín Oficial dispuso que, con la excepción de los departamentos de Bariloche y General Roca, la provincia de Río Negro ingrese formalmente en la etapa de distanciamiento social. 

En las próximas horas, el gobierno de Arabela Carreras formalizará la medida provincial y especificará las protocolos para las nuevas actividades permitidas, como el regreso a la actividad de los trabajadores en la administración pública.

La novedad, es que se permiten las reuniones sociales que no superen los 10 concurrentes. Lo mismo para las actividades deportivas y culturales y religiosos.

La norma emitida por el Presidente divide al país en departamentos y partidos, lo que permite que las provincias puedan administrar el distanciamiento y las zonas que aún mantienen el aislamiento porque siguen teniendo circulación comunitaria de coronavirus.

Por eso, el decreto aclara que hay límites en relación al tránsito entre dichos lugares.

“Queda prohibida la circulación por fuera del límite del departamento o partido donde residan, salvo que posean el Certificado Único Habilitante para Circulación” y, en caso de detectar situaciones de riesgo de propagación del virus, los gobernadores podrán disponer el aislamiento preventivo respecto de personas que ingresen a la provincia provenientes de otras jurisdicciones, previa intervención de la autoridad sanitaria provincial y por un plazo máximo de 14 días.

Además, se establecieron “reglas de conducta generales”, donde “las personas deberán mantener entre ellas una distancia mínima de 2 metros, utilizar tapabocas en espacios compartidos, higienizarse asiduamente las manos, toser en el pliegue del codo, desinfectar las superficies, ventilar los ambientes y dar estricto cumplimiento a los protocolos de actividades y a las recomendaciones e instrucciones de las autoridades sanitarias provinciales y nacional”.

Por su parte, también hay medidas para las actividades económicas, industriales, comerciales o de servicios. Deberán poseer un protocolo de funcionamiento aprobado por la autoridad sanitaria provincial, que contemple la totalidad de las recomendaciones e instrucciones de la autoridad sanitaria nacional y restrinja el uso de las superficies cerradas hasta un máximo del 50% de su capacidad.

En esta nueva fase, los distintos departamentos podrán realizar actividades deportivas, artísticas y sociales, siempre y cuando se dé cumplimiento a las reglas de conducta y que no impliquen una concurrencia superior a 10 personas. «Para mantener el distanciamiento social en lugares cerrados, se debe limitar la densidad de ocupación de espacios (salas de reunión, oficinas, comedor, cocina, vestuarios, etc.) a 1 persona cada 2,25 metros cuadrados de espacio circulable; para ello se puede utilizar la modalidad de reserva del espacio o de turnos prefijados», explica el decreto.

Con respecto a las clases presenciales, «permanecerán suspendidas en todos los niveles y en todas sus modalidades» hasta tanto se disponga el reinicio de las mismas en forma total o parcial, progresiva o alternada, y/o por zonas geográficas o niveles o secciones o modalidades, previa aprobación de los protocolos correspondientes.

Las actividades prohibidas dentro del distanciamiento son:

-Eventos en espacios públicos o privados, sociales, culturales, recreativos, religiosos y de cualquier otra índole con concurrencia mayor a 10 personas.

-Práctica de cualquier deporte donde participen más de 10 personas o que no permita mantener el distanciamiento mínimo de 2 metros entre los participantes.

-Cines, teatros, clubes, centros culturales.

-Servicio público de Transporte de pasajeros interurbano, interjurisdiccional e internacional, salvo para los casos expresamente autorizados.

-Turismo.