En septiembre se volvería a clases en las escuelas de Río Negro

La gobernadora Arabela Carreras brindó detalles sobre la situación escolar en la provincia de Río Negro, en el marco de la firma de una asistencia financiera para el municipio de Bariloche.Expresó que le preocupan quienes están terminando los ciclos de primaria y secundaria y recalcó que habrá un periodo de vacaciones más corto.

“Estamos previendo un regreso a clases simultáneo y gradual a partir de septiembre. Esas son nuestras previsiones. Como toda la Patagonia, hemos decidido que en agosto no tienen que empezar las clases, porque se producirían ciertos malestares típicos del invierno, como son los resfríos y se confundiría muchísimo el escenario de la pandemia. Abarrotaría también nuestros centros sanitarios”, sostuvo.

Manifestó que “toda la Patagonia está coincidiendo en líneas generales con esta mirada, en que el frío intenso de agosto no es apto para retomar las clases”.

En cuanto a la vuelta a clases, Carreras informó: “estamos con un trabajo muy serio realizado con Nación en cuanto a los protocolos generales y con protocolos específicos para las distintas escuelas, e iremos planificando según la curva de contagios, pero la previsión es retomar en septiembre”.

Sobre el receso de verano, confirmó que habrá un tiempo de descanso y de vacaciones, aunque los años que no están en terminando ciclos tendrán un período escolar bianual. En esa línea, destacó la labor de los docentes que han seguido trabajando con los aprendizajes de una manera novedosa y diferente, con intensidad.

“Lo que más nos preocupa son los niños y jóvenes que están en la finalización de su etapa educativa, como quienes cursan el último año de nivel medio y de nivel primario, para que puedan obtener una certificación que acredite los saberes adquiridos”, recalcó.

Por último, se refirió a los métodos de evaluación, explicando que “no va a ser una evaluación, sino un proceso de complementación de saberes. No se trata de aprobar o no aprobar, sino de reforzar los saberes que nos estén faltando”.

“Habrá chicos que habrán comprendido con la ayuda en sus casas y otros que necesitarán un apoyo mayor. Es un proceso más complejo que el de una mera evaluación”, concluyó Carreras.