En Río Negro se completó con éxito un operativo de donación de córneas

A casi un año de la suspensión de intervenciones por el avance de la pandemia, este sábado, profesionales del Hospital Zonal de Bariloche realizaron una ablación y traslado a Buenos Aires de córneas, de una mujer de 54 años, para trasplantar y permitir recuperar la visión a dos pacientes que estaban en lista de espera.

La falta de compatibilidad y estado de los órganos primero, y la ausencia de vuelos comerciales por la pandemia después, hicieron que el Ministerio de Salud de Río Negro pasara más de un año sin poder realizar un operativo de donación y trasplante desde el Hospital Zonal de Bariloche.

Así lo informó el Jefe de Terapia Intensiva del Hospital, Germán Santamaría, quien comentó que el operativo de donación fue completado con éxito, desde el primer instante en que se puso en marcha con el fallecimiento de la mujer, donante expresa, que además estaba acompañada por familiares al momento de iniciar el proceso médico.

“Es muy bueno que se haya dado así, la paciente estaba mal y había dejado expresado su deseo de donar, esto es lo que todos necesitamos”, señaló Santamaría, explicando que las córneas llegaron bien a Buenos Aires e ingresaron al banco de conservación y preparación para los trasplantes, beneficiando a dos primeras personas de una lista de cuatro.

Indicó que la ablación en Bariloche estuvo a cargo del oftalmólogo Franco Stagnaro junto al equipo de profesionales y técnicos de Terapia Intensiva y destacó También el personal de Aerolíneas que “recibió rápidamente en mano, en la cabina del avión las córneas, para el correcto resguardo de los órganos”

“Estuvimos mucho tiempo sin hacerlo porque la logística se vio complicada, como sucedió en todo el mundo, con la pandemia. Hicimos el test de COVID-19 en la paciente fallecida y naturalmente dio negativo, al igual que los demás estudios serológicos de rigor, para evitar cualquier riesgo de contagio al receptor”, agregó el médico.

Señaló que este operativo demora en total unas 12 horas, y si es multiórganico puede duplicarse, y “requiere movilizar muchos más equipos, según los órganos que pueden ofrecerse”.

“Hicimos el operativo lo más rápido posible para el mantenimiento de los órganos en buenas condiciones y le avisamos a la familia que otros órganos no estaban en condiciones de trasplantar. La voluntad de la donante era de una donación multiorgánica, pero creo que lo de las córneas es mucho, porque la donación permite a dos personas volver a ver. Es algo muy bueno y necesario que suceda”, expresó.

El profesional explicó además que en el trasplante de córneas, como en el de pulmones, “un paciente beneficia a dos receptores, aunque ambos tengan dañadas las dos córneas, es una cuestión de equidad. Lo mismo sucede con el hígado, que se puede dividir para dos personas”.

“A principios del año 2020 hubo donantes, pero no estaban en condiciones para donar. Luego con la pandemia, al no haber vuelos comerciales se complicó muchísimo la donación, había que hacer varios transportes y era imposible coordinar vuelos especiales rápidos, faltaba logística aérea. Ahora volvieron los vuelos y enseguida hicimos el primer operativo”, señaló satisfecho.

Recordó que en los últimos cuatro años el personal del Hospital Zonal hizo de cuatro a seis operativos por año y consideró que “se puede mejorar pero es un buen número”.