El No a la Central Nuclear se hizo sentir en la capital provincial

La anunciada movilización del 9 de agosto en rechazo a la instalación de la Central Nuclear se concretó en calles céntricas de Viedma. Centenares de personas partieron de la Catedral en dirección a la Plaza San Martín.

Junto a organizaciones sociales y ambientalistas, marcharon representantes gremiales de ATE, Unter, Sitrajur, militantes y dirigentes de distintos partidos opositores al gobierno de Alberto Weretilneck, pero el grueso de la concurrencia estuvo compuesto por vecinos y familias identificados únicamente con la causa de la defensa del medioambiente.

Los cerca de 2 mil manifestantes se concentraron en Plaza San Martín, en donde se pronunciaron consignas contrarias a la instalación de la Central Nuclear, y también hubo espacio para reclamar por la aparición con vida de Santiago Maldonado. La voz del pedido la puso Silvana, una joven que describió la situación y apuntó a los culpables.

Desde Las Grutas, San Antonio, Conesa, Sierra Grande y la provincia de Chubut llegaron personas para oponerse a la Central Nuclear, ya no sólo en Viedma o Río Negro, sino también en la Patagonia. Prometieron una próxima movilización en Sierra Grande, la localidad que tiene todas las chances de ser el lugar de asentamiento de la Planta, porque allí habría “consenso social”para su instalación, según la visión de su Intendente Nelson Irribarren compartida por el Gobernador rionegrino, Alberto Weretilneck.

” No van a poder doblegarnos, porque en Sierra Grande nos estamos movilizando y además porque recibimos el cálido abrazo de los pueblos de la región, agradecemos a Viedma, Puerto Madryn y San Antonio Oeste por su acompañamiento y queremos que la próxima marcha nacional se haga en nuestra localidad”, afirmó Gustavo Cifuentes, un referente serrano. Anunció así que no van a dar por perdida tan fácilmente la lucha por el No a la Central.

Desde Puerto Pirámides, en la península Valdés, llegó un grupo liderado por el intendente Javier Roldán, quien dijo que “ese lugar es Patrimonio de la Humanidad y venimos a repudiar este proyecto porque más allá de la distancia por ruta estamos a apenas unos 80 kilómetros apenas separados por un pequeño golfo y compartimos los recursos naturales con Río Negro”.

Durante una conferencia de prensa, en la previa de la marcha, el sacerdote Luis García fue el vocero del grupo y señaló que “esta es una fecha histórica, es el punto de llegada de este proceso de lucha” y “como pueblo le decimos no a la energía nuclear en Viedma y no a la energía nuclear en la Patagonia”. Y agregó que “la lucha tiene que continuar” y debemos ”exigir el desmantelamiento de todas las centrales nucleares” del país.

También podés leer: A cuatro días de las PASO marcharon contra la Central Nuclear en la Capital Provincial

 
(Visited 162 times, 1 visits today)