Viedma: Prisión domiciliaria para el sujeto que atacó a golpes a su hija de 4 meses

Isaías Contreras, el sujeto que golpeó a su hija de 4 meses y recibió el beneficio de la prisión domiciliaria. Foto: Lo Principal

Una beba de cuatro meses y medio fue internada en agosto del año pasado en el Hospital Zatti de Viedma, tras recibir golpes en la cabeza que le provocaron una  hemorragia cerebral. Por el hecho fue detenido su padre, Isaías Contreras, de 20 años de edad. 

El estado de la pequeña fue crítico y estuvo internada en terapia intensiva. No era la primera vez que recibía golpes de su progenitor, ya que con apenas dos meses de edad había ingresado al hospital con hematomas. Contreras reconoció que en esa oportunidad la había golpeado con una zapatilla. 

Al momento de la agresión Isaías Contreras, tenia una orden de restricción judicial por la denuncia de violencia familiar que pesaba sobre él. 

Contreras esta detenido a la espera del juicio por “lesiones graves y lesiones leves agravadas por el vínculo, amenazas coactivas agravadas por el empleo de arma y desobediencia judicial”. 

Ademas del ataque a su hija, se le imputó haber desobedecido la prohibición de acercamiento que se le había impuesto, tras la primera agresión comprobada, y de haber amenazado a su pareja, y madre de la criatura, con un cuchillo para evitar que se fuera de la casa, retrasando la atención médica de la beba golpeada.

En un juicio abreviado se había acordado la pena de tres años y medio de prisión, pero luego fue rechazada, en septiembre del año pasado, por el Tribunal integrado por el camarista penal Marcelo Chironi junto a los jueces de Garantías Ignacio Gandolfi y Martín Brussino Kain.

“No podemos dejar de situarnos en el hecho concreto de un padre profiriendo golpes de puño (entre seis y siete) a su hija de tan sólo cuatro meses de edad y su consecuencia en la víctima, esto es, hemorragia cerebral a consecuencia de traumatismo encefálico y hemorragia parcial vitrea en ojo derecho, también como consecuencia del traumatismo. Más aún en este caso, cuando la víctima involucrada es una menor que por sus características evolutivas se encuentra en absoluto estado de indefensión y vulnerabilidad”, dijeron los jueces en el fallo que desestimó la pena acordada. 

Sin embargo, en una audiencia celebrada el martes 20 de febrero, el juez de garantías, Ignacio Gandolfi, le otorgó la prisión domiciliaria. El fiscal Juan Pedro Puntel había pedido que se mantenga, por 60 días más, la prisión preventiva, argumentado los riesgos procesales que aún existen, ya que el imputado podría entorpecer las declaraciones de los testigos, además del riesgo procesal y la gravedad del hecho. 

Según lo publicado por el sitio digital “Lo principal”, la defensora oficial, Graciela Carriqueo, argumentó en la Audiencia que ya no hay riesgos procesales en la causa, que la bebe está bien y que no tiene ninguna secuela, resaltando la buena conducta de su defendido, dentro de la unidad penal. Carriqueo dijo en su alegato que Contreras ha mejorado su comportamiento, y que quiere tener la posibilidad de estudiar.

Mientras tanto, el detenido habría señalado: “mi mujer abandonó a mi hija y me la dejó a mí.  Voy hacer lo posible para poder recuperar a mi bebe”.

Contreras, en el marco de la prisión domiciliaria, no podrá tomar contacto con las víctimas de ninguna forma, y tendrá una pulsera para monitorear sus movimientos.