Un joven murió en un calabozo de la Comisaría 21 de General Roca

Carlos Guzmán Salazar, un joven de 25 años que había sido detenido por una contravención, apareció muerto en la madrugada del domingo en un calabozo de la Comisaría 21 en General Roca. La policía dice que se suicidó con una remera de manga larga, mientras que los familiares sospechan que fue asesinado.

El jefe de la Unidad Regional 2, Dante Bressan, le confirmó al Diario Río Negro la versión policial: “Se habría quitado la vida ahorcándose con una remera de manga larga”. Guzmán Salazar fue detenido en la noche del sábado, junto a otro sujeto, por una pelea en la vía pública. 

La muerte está siendo investigada por el Fiscal Luciano Garrido y hasta ahora está caratulada como “muerte dudosa”. Se esperan los resultados de la autopsia, el análisis de la evidencia y la verificación de las cámaras de la comisaría, para avanzar con la investigación. 

Carlos, quien trabajaba como lavacoches en el centro de la ciudad, se peleaba con otro hombre, cuando fueron detenidos y alojados en dos celdas distintas de la Comisaria 21.

Según la versión policial, al terminar de fichar al otro hombre el agente encargado de esa diligencia fue a buscar a Guzmán y lo encontró colgado de la reja de una ventana con una remera manga larga. Allí intentaron reanimarlo y llamaron a la ambulancia pero cuando llegó el personal de salud el hombre ya no tenía signos vitales.

La familia de Carlos sospecha que al joven lo mataron en la Comisaria 21 y espera que la Justicia rionegrina sea capaz de aclarar lo que sucedió.

raíz de esta muerte se recordó que en otra comisaria de General Roca ocurrió un caso de similares características en el 2008. En octubre de aquel año encontraron ahorcado a Matías Molina en la Comisaria tercera. En ese caso hay cuatro policías imputados.

(Visited 181 times, 1 visits today)