Rodrigo Hredil podría estar en Santa Fe, según nuevos datos aportados a la familia

Nuevos datos aportados a la página “Buscamos a Rodrigo” permiten suponer que el joven desaparecido en La grutas en Julio de 2015 podría encontrarse en la provincia de Santa Fe. Así lo dieron a conocer sus padres quienes se pusieron en contacto con la Fiscalía para que emitiera un alerta a la Justicia y Policía santafesina. 

Rodrigo Hredil tiene 23 años y está desaparecido desde el 31 de julio de 2015. Ese día la camioneta que manejaba fue hallada en un camino rural ubicado a la vera de la ruta 251, a alrededor de 15 km en dirección a General Conesa, con la llave puesta y en perfectas condiciones. Desde entonces, autoridades, familiares, vecinos y amigos lo están buscando.

La convicción de que se lo puede encontrar surge del relato de gente que dice haberlo visto, como el caso de un camionero que lo habría llevado en la ruta, cuando lo encontró haciendo dedo el 13 de junio de 2016. Celia, su madre, pudo hablar con el hombre que le describió al joven, y afirmó en ese momento: “las características coinciden con las de mi hijo”. 

La última persona que aportó un testimonio fehaciente sobre el paradero del joven fue un motoquero de 42 años que lo vio el 20 de octubre de 2016, cuando se dirigía desde Quilmes a Mar Del Plata, en este caso también el relato de la descripción del joven resulta creíble para los familiares.

Ahora surge el dato de lo sucedido en Santa Fe, en donde al menos cuatro personas aseguraron haber visto en la zona céntrica de la capital de la provincia a Rodrigo.

La mayoría de los testigos afirman que lo vieron solo, caminando en distintas partes del centro, en evidente situación de calle y desaliñado. Uno de ellos lo vio en la zona de la Costanera, otro en un colectivo y también en la estación Belgrano. Un hombre dijo que el chico se le acercó y le pidió un cigarrillo.

Los relatos de la gente indican que el muchacho estaría allí desde hace tiempo, porque algunos dijeron que se lo cruzaron hace tres semanas, mientras que el último testigo creyó identificarlo ayer por la mañana.

“Estamos esperanzados pero somos cautos. Queremos que la Justicia actúe, para determinar si realmente se trata de él”, afirmó ayer Celia Araya, la mamá del joven que desapareció tras experimentar un brote psicótico que, por lo que se presume, todavía lo mantiene aquejado por una crisis mental.

(Visited 595 times, 1 visits today)