Con nuevas modalidades del “cuento del tío” siguen las estafas a adultos mayores en la región

Al menos tres hechos delictivos bajo la modalidad de lo que popularmente se conoce como “cuento del tío”, se concretaron en los últimos días en la zona de Viedma y Patagones. En estos casos los afectados fueron adultos mayores, por lo que se recomienda extremar las precauciones para evitar que el exceso de confianza posibilite estas maniobras. 

Si bien existen antecedentes de importantes estafas a personas mayores registradas en la región, en los últimos meses no se habían recibido denuncias de estas modalidades delictivas. El llamado a los teléfonos fijos haciéndose pasar por un familiar sigue siendo el factor común en los hechos denunciados.

En los últimos casos los delincuentes se hicieron pasar por familiares que no se encontraban en la ciudad, y habían tenido algún tipo de desperfecto en el vehículo necesitando dinero para pagar los servicios de una grúa. La “grúa” estaba lista para salir en auxilio pero había que efectuar el pago.

La semana pasada se concretó el primero. Una mujer que reside en Patagones se trasladó hasta el barrio Lavalle y entregó 10.000 pesos para la inexistente grúa que trasladaría el auto de su sobrino que se había averiado en Los Menucos. Este miércoles fueron denunciados otras dos comunicaciones por el servicio de grúa pero, por fortuna, no se concretaron.

El último hecho del que resultó víctima un hombre de 80 años ocurrió anteayer. El estafador se hizo pasar por su yerno y le dijo que por un problema con el auto había quedado en inmediaciones de Chichinales. Le pidió que le dé el dinero al hijo del dueño de la grúa que pasaría a buscarlo. La víctima entregó 14.000 pesos. Luego lo llamaron nuevamente por un cambio en el recorrido de la grúa y entregó más dinero, totalizando 38.000 pesos.

Uno de los llamados por la grúa generó desconfianza en quien lo recibió y en lugar de responder con el pago denunció la situación.

Otro hecho, con distinta modalidad, fue denunciado la semana pasada: un matrimonio de personas mayores entregó 9.000 pesos y 2.000 dólares a un hombre bien vestido. Un “sobrino” les dijo  por teléfono que pasaría de parte del Banco para cambiar unos billetes que dejarían de estar en circulación. Ningún sobrino real los había llamado.

En la Capital Provincial la Policía recomienda que en el caso de recibir este tipo de llamados a los teléfonos fijos no se aporten datos ni mención a familiares. También se aconsejó que quienes lo reciban se comuniquen con la Comisaria más cercana, o confirmen con familiares la veracidad de lo que le solicitan.

(Visited 123 times, 1 visits today)