Un mal momento para el triunvirato de la CGT.

Luego de tibios discursos de los titulares de la CGT y tras no confirmar la fecha de un paro general, un sector de los manifestantes los increpó en duros términos. La huida con escolta de los dirigentes sindicales fue la nota de la jornada.

“Traidores” y “cagones” fueron algunos de los gritos que escucharon los dirigentes en su salida apresurada mientras volaban botellas y otros elementos que exteriorizaban el enojo de los trabajadores con los discursos que minutos antes habían escuchado.

La mayoría de las personas que se habían sumado a la movilización convocada por la CGT esperaban la confirmación de una fecha para un paro nacional que profundice el plan de lucha contra las políticas adoptadas por el Gobierno nacional.

La dirigencia gremial decidió adelantar en una hora el comienzo del acto previsto para las 4 de la tarde, lo que generó un primer descontento de los presentes, ya que parecía que intentaban que no llegue una mayor cantidad de gente. A la hora de los breves discursos pareció que se intentaba tender puentes con la administración Macri, sin considerar la mayor firmeza que vienen pidiendo los trabajadores.

Los dirigentes sindicales mencionaron a fines de marzo y principios de abril como fechas tentativas para un paro general, supeditado a que el Gobierno cambie o no de rumbo. Algunos de los trabajadores que hablaron ante los medios que cubrían la movilización entendían que se le quiere seguir dando tiempo a un Gobierno que ha generado mas de 200.000 despidos en el sector formal de la economía y ubicado a la Argentina ante una de las recesiones económicas mas profundas de su historia.

 

 

(Visited 16 times, 1 visits today)