Un joven detenido por Gendarmeria en una violenta represión en Chubut está desaparecido

El martes se produjo un violento desalojo de familias mapuches en un campo de Chubut. El operativo represivo contó con más de 100 gendarmes bajo las ordenes del Jefe de Gabinete del Ministerio de Seguridad de la Nación, Pablo Nocetti, quién viajo desde Buenos Aires sólo fiscalizar el cumplimiento de la medida.

Testigos, de la represión de las fuerzas de seguridad, relataron que vieron el momento en que un grupo de gendarmes capturó a Santiago Maldonado, de 28 años, y lo subieron a una camioneta. Desde ese momento no se sabe nada más del joven.

“Ante la carga de los gendarmes, varios miembros de la comunidad atravesaron un río para escapar pero Santiago Maldonado se quedó en la orilla, sin atreverse a cruzarlo y fue alcanzado allí por integrantes de Gendarmería que lo golpearon y subieron a una camioneta de esa fuerza”, relato Roberto Cipriano de la comunidad mapuche de Cushamen.

La situación es desesperante para los familiares de Santiago porque la Gendarmeria, que responde a la ministra Patricia Bullrich, asegura que ellos no lo tienen detenido y “desconocen” haberlo sacado del lugar.

El carácter fuertemente represivo que Bullrich le impuso a la nueva gestión del ministerio de Seguridad hace que uno de los hermanos del joven desaparecido, Germán Maldonado, haya dicho en comunicación con C5N que espera el peor desenlace considerando que son muchos días sin tener ninguna noticia del paradero del “detenido”.

El martes se esperaba el desalojo de la comunidad del Lof Mapuche asentada en un campo del departamento de Cushamen en Chubut, que forma parte de las grandes extensiones de tierra que en la patagonia posee la multinacional Benetton. Hasta ese lugar llegó Santiago Maldonado para solidarizarse y acompañar a la comunidad que resistía la medida ordenada por el juez Guido Otranto.  

Maldonado es oriundo de la provincia de Buenos Aires, pero vive en El Bolsón, y estaba acompañando por solidaridad a la comunidad cuando se produjo la represión cerca del mediodia del martes 1 de agosto.

Los familiares y amigos han llevado adelante un intenso rastrillaje en el territorio cercano concurriendo a las diferentes dependencias policiales y de Gendarmería, sin obtener ninguna información sobre el paradero de Santiago. Asimismo se han presentado diversos hábeas corpus en su favor, manifestaciones de solidaridad y preocupación de distintos organismos de Derechos Humanos. 

“Hacemos responsables a Benetton, Patricia Bullrich, Mauricio Macri, gobernadores y ministros de Seguridad y todos los que siguen sus órdenes como autores y copartícipes de lo que está sucediendo”, afirmaron los familiares y amigos de Santiago Maldonado. 

Es muy preocupante el carácter represivo que se le impone al Estado, como política de seguridad, y nos retrotrae a épocas que creíamos superadas. La aparición con vida de Santiago Maldonado es fundamental para garantizar que no hemos perdido el rumbo definitivamente. 

 

(Visited 124 times, 1 visits today)