La Pampa: Un productor deberá “mantener” a una puma a la que mutiló con una trampa

Un productor agropecuario de La Pampa deberá pagar cuatro mil pesos mensuales, ajustable cada seis meses, para garantizar la alimentación de una puma que fue mutilada por una trampa para jabalíes y quedó incapacitada para cazar. 

Esta “cuota alimentaria” deberá ser abonada por Sergio Neubauer, dueño del campo, mientras viva el animal, un periodo que podría ser de entre 15 o 20 años, en virtud del “acuerdo de reparación” que fue avalado por la Justicia.  Además, el productor está obligado a aportar material de concientización y educación ambiental. 

Asi fue encontrada la puma en un establecimiento rural de La Pampa.-

El incumpimiento del acuerdo dará lugar a la continuidad de la causa judicial que podría derivar en una condena que contemple el encarcelamiento del productor pampeano. 

El año pasado, Brigadistas del Parque Nacional Lihué Calel dieron con la felina atrapada por el dispositivo que colgaba de un alambre en el límite entre el territorio privado y la reserva natural.

Los especialistas ya conocían al animal por haberlo visto varias veces mediante las cámaras del espacio protegido de 32.500 hectáreas y pudieron auxiliaron y trasladarlo a la reserva de Villa Rumipal, en Calamuchita, Córdoba.

A partir de ahí se dio inicio a una demanda por violencia en perjuicio de un animal de la fauna silvestre. Es que “Unelén”, como fue sido bautizado el puma en su nuevo hogar, debió ser amputada de su pata delantera y ya no podrá cazar.

En su defensa el dueño del campo dijo que la trampa tenía como finalidad un jabalí, cuya caza está liberada en la zona, para preservar su ganado vacuno.

En paralelo, se inició una demanda civil, aún en proceso, que podría condenar al pago de una multa que al menos permita recuperar parte de los 300 mil pesos de los gastos operativos que se destinaron al rescate y recuperación de la puma.