La inflación no se detiene: 2,6% en abril, según el INDEC.

Muy lejos de las declaraciones gubernamentales que hablan de una desaceleración de la inflación, el INDEC midió un 2,6 % de aumento en  el indice de precios del mes de abril, lo que acentúa la tendencia de que el costo de vida sigue aumentando.

Según el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos la inflación del primer cuatrimestre fue del 8,8 %, un poco de la mitad de la expectativa del 17 % que tiene  el gobierno para todo el 2017. Este aumento, acentuado en los artículos de primera necesidad, incrementa también los altos indices de pobreza e indigencia, tal como lo refleja el propio Diario oficialista Clarin.

La proyección anual daría un indice cercano al 27 %, sin embargo los datos suministrados por el organismo estatal, encargado de la medición de precios, da cuenta de que el proceso inflacionario lejos de aplacarse va en aumento; sobre todo en alimentos muy sensibles en la canasta básica como la carne y los lácteos, lo que determina que el aumento que se registra en los bienes de consumo populares sea mucho mas elevado que lo que marca el promedio medido por el Indec. 

Ante este panorama, los acuerdos salariales, alcanzados por los distintos gremios, estarían quedando, en la mayoría de los casos, nuevamente por debajo de la inflación anual. Este desfasaje, entre el salario y los precios, repercute en profundizar la recesión económica; por la marcada disminución del poder de compra que debería dinamizar el mercado interno. 

Los últimas mediciones del Indec registran una inflación de 1,3 % en enero, 2,5% en febrero, 2,4% en marzo, y ahora 2,6 % en abril. Así, los números que da a conocer el propio gobierno dan cuenta de las dificultades que tiene la administración Macri para controlar la espiral inflacionaria, en medio de una recesión económica que empieza a asemejarse a la vivida en el 2001. 

(Visited 17 times, 1 visits today)