Finalmente ganó la cordura y Argentina no jugará con Israel

Luego de los crecientes reclamos denunciando el partido de fútbol que jugaría la Selección Argentina, el próximo sábado, con su par israelí en la ciudad de Jerusalém, ciudad azotada por las recientes masacres que se cobraron la vida de 130 manifestantes palestinos, entre ellos 10 niños, un periodista y una enfermera, la Selección Argentina anunció que no concurrirá a Israel. 

El malestar en la AFA y en los propios jugadores se hizo sentir desde un comienzo. El arreglo del partido respondía mas a un acuerdo entre el Gobierno de Macri con Benjamin Netanyahu que incluyó las compras de tecnología militar, entrenamiento y de vigilancia adquiridos por las diferentes fuerzas de seguridad.

Israel no cuenta con el beneplácito internacional en ningún sentido. Ha desobedecido reiteradamente resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU y de otras organizaciones internacionales que señalan que Israel no respeta los derechos humanos. Son, al menos, 350 los niños encarcelados, entre ellos la joven Ahed Tamimi y sus familiares. Dicen que en el plantel a nadie le simpatizaba jugar este encuentro en “donde se está matando tanta gente”. Tampoco estaba conforme el cuerpo técnico que veía a la maratónica gira que tenía solo el fin de devolver favores políticos.

El embajador palestino en Argentina comento sobre este partido, “Este partido es como que nosotros celebráramos el aniversario de la ocupación de Malvinas, esto sería una aberración, una falta de respecto y una agresión al sentimiento del pueblo argentino”.Incluso en Barcelona un grupo de manifestantes se acercaron a la concentración argentina y quemaron camisetas de Messi y mostraron otras manchadas con sangre. “Es doloroso ver que el equipo, que cuenta con el cariño y apoyo de tantos ciudadanos palestinos y árabes, sea partícipe en la violación al derecho internacional”.

 Ayer, unos setenta niños habían escrito cartas a Messi pidiendo que no jugara,”Vienes a jugar en un estadio construido sobre nuestra aldea destruida”. También el presidente de la Asociación de Fútbol Palestino, Yibril Rayub, denunció que el partido amistoso en realidad es una operación del Gobierno de Israel para lavar la cara del régimen asesino y se sumó al pedido de que no vaya Argentina.

Desde que se anunció el partido distintas voces se pronunciaron en contra. Principalmente diferentes voces que llaman a realizar un boicot pacífico contra Israel como es la organización internacional Boicot de Desinversión y Sanciones (BDS). Ahora, Jorge Sampaoli busca rival para medirse en Barcelona y desde ahí viajar directamente a Rusia.

Fuente: AnRed

(Visited 31 times, 1 visits today)