Bonadio procesó a Cristina y le prohibió salir del país

El juez federal Claudio Bonadio dictó el procesamiento de la ex presidenta Cristina Kirchner, de su hijo Máximo y de su hija Florencia en la causa Los Sauces. Acto seguido se declaró incompetente y giró la causa a Julián Ercolini. Además de acusarla del supuesto delito de asociación ilícita, negociaciones incompatibles con la función pública y lavado de dinero, también trabó un embargo de 130 millones de pesos contra la ex mandataria, y le prohibió salir del país. 

Bonadio tomó la medida casi un mes después de haberle tomado indagatoria a la ex mandataria, y de haber puesto en marcha un operativo para recolectar más evidencias tras haber encontrado un expediente carente de pruebas para procesar.

Los Sauces es una extensión de la causa Hotesur, de la que Bonadio fue apartado por cometer irregularidades, entre otras citar a testigos sin informar a la defensa, no permitir el acceso al expediente y realizar pericias sin informar a la parte acusada.

La hipótesis central de la causa Los Sauces es que los Kirchner alquilaban propiedades en Santa Cruz y Buenos Aires y los alquileres no eran reales, sino coimas por adjudicaciones de obra pública, pozos petroleros o licencias de juego. Una hipótesis que no tiene demasiado sustento legal. 

Según el expediente, Los Sauces facturó entre 2009 y 2016 alrededor de 29 millones de pesos, que descontado el IVA pagado a la AFIP, fueron 24 millones de pesos. Sin embargo, la cifra carece de coherencia frente a la acusación: sólo Lázaro Báez ganó licitaciones por más de 20 mil millones de pesos, o sea que lo facturado por Los Sauces es menos del 0,10 por ciento. Lo cual sería muy pobre como coima.

Respecto de los supuestos alquileres fantasmas, en los 40 allanamientos que ordenó Bonadio se encontraron los inmuebles ocupados. Por lo que queda descartada la hipótesis de simulación. 

Esta es la segunda medida que el magistrado dicta contra Cristina Kirchner en los últimos días. El 23 de marzo pasado elevó a juicio oral la causa por dólar futuro, una operatoria por la que desestimó denuncias contra el ministro de Economía, Nicolás Dujovne; el jefe de asesores de la Presidencia, José Torello; el secretario de coordinación, Gustavo Lopetegui; el coordinador del gabinete económico, Mario Quintana; y hasta el empresario amigo del Presidente, Nicolás Caputo. Todos participaron del negocio que significó comprar dolares a 10 pesos y, una vez en el gobierno, subirle el precio.

(Visited 19 times, 1 visits today)