Temor por despidos ante la posible paralización de las obras del Plan Castello en Conesa

En las últimas horas, la incertidumbre se apoderó de los trabajadores que llevan adelante la construcción de las Estaciones Transformadoras de General Conesa y El Solito, en el marco del Plan Castello. Problemas económicos derivados del incumplimiento de la relación contractual entre la Provincia y la Empresa a cargo de la obra podrían derivar en una importante cantidad de despidos. 

La paralización de las obras y la rescisión de los contratos por parte de la UTE formada por Oriente Construcciones, ECA y Pro Obras, a cargo de la adjudicación, es una posibilidad latente que podría agravar aún más la situación.

Por la culminación de la obra de civil, los días 12 y 26 de junio varios trabajadores fueron despedidos. El nuevo escenario podría dejar en la calle a otros 50 trabajadores de la construcción

Ante este panorama, el Secretario de Organización y Asuntos Gremiales de la UOCRA, Juan Carlos Kolman, mantuvo una reunión con el Intendente de Conesa, Héctor Leineker, el pasado viernes, en la que planteó la difícil situación por la que atraviesa el sector de la construcción en la localidad. Sólo un par de días después el panorama se agravó.

El Secretario de Organización y Asuntos Gremiales de la UOCRA, Juan Carlos Kolman, se reunió con el Intendente de Conesa, Héctor Leineker.

Como primera medida, esta mañana Kolman presentó una nota en la Secretaria de Trabajo provincial solicitando la intervención de la misma para “asegurar las garantías y los derechos laborales de los trabajadores”. La presentación, dirigida a Jorge Stopiello, está acompañada con la firma del Secretario General de la UOCRA Regional Viedma, Damián Miler. 

Según lo reflejado en la nota presentada por la organización gremial, el conflicto surge por el incumplimiento contractual del gobierno de Río Negro, que no estaría realizando “el pago de certificados de obras”, en los términos en los que están programados. 

El gremio que conduce Miler aludió a “las reiteradas amenazas por parte de la patronal de continuar con los despidos de personal de no revertirse la situación económica y financiera de la obra que, según lo manifestado por la Empresa, no se estaría cumpliendo contractualmente el pago de certificados de obra programados por el Gobierno de Río Negro”.

“Vamos hacer todo lo necesario para garantizar la continuidad laboral, tomando las medidas que estén a nuestro alcance”, alertó Kolman. El referente gremial también expresó que, como secretario de zona,  declara el “estado de alerta y movilización”. Y se preguntó: “¿Dónde está el dinero para garantizar la continuidad de las obras?”.

“Hace un par de meses, la secretaria de Energía, Andrea Confini garantizó la continuidad; Jorge Barragán, que hoy lidera Transcomahue, y un grupo de legisladores las caminaron con nosotros. Esperamos que ahora se involucren”, agregó. 

De confirmarse la paralización de las obras que se ejecutan en Conesa por los motivos que esgrime la Empresa, Juan Carlos Kolman considera que “pueden estar en peligro todas las obras del Plan Castello de la Zona Atlántica”. “No sabemos si la obra del IPROSS puede continuar, porque los fondos son los mismos. Si tenemos este problema con las dos más importantes nada garantiza que las otras puedan seguir”, afirmó. 

(Visited 476 times, 4 visits today)