El IPPV dice que los proyectos de viviendas no contemplan los servicios

Las viviendas del programa Techo Digno, sin avances significativos desde hace más de dos años.

El titular del Instituto de Planificación y Promoción de la Vivienda (IPPV), Jorge Barragán, participó de una reunión con los adjudicatarios de las viviendas del Programa Techo Digno en General Conesa. La convocatoria, en la que estuvieron presentes el Presidente del Concejo Deliberante, Hector Leineker, y la Intendenta Alejandra Mas, se desarrolló esta tarde en el salón de Cultura Municipal. 

Sorprendió la afirmación de Barragán en cuanto a que las obras en marcha no contemplan la infraestructura básica: cloacas, gas, agua, luz,veredas, cordón cuneta. El funcionario explicó que los proyectos presentados en Nación no incluyen los servicios, dejando en claro que casi un año después de asumir el compromiso de terminación de obras, se dieron cuenta de ese detalle no menor. 

A mediados del 2016 las viviendas del plan Techo Digno de General Conesa eran incluidas en el anuncio de reactivación de obras del gobierno de Río Negro. El acuerdo de continuidad en la construcción de viviendas se firmó en Choele Choel, en un encuentro del que participaron el gobernador Alberto Weretilneck, el ministro del Interior Rogelio Frigerio, y avalaron los intendentes de 14 municipios rionegrinos, entre ellos Conesa, que tenían obras inconclusas. 

La semana pasada Barragán y su equipo técnico habrían estado en Buenos Aires, presentado las carpetas de las obras de infraestructura faltantes para entregar las casas en condiciones de ser habitadas. Según lo expresado, en la reunión de hoy, los planos y contratos fueron presentados sin contemplar los servicios básicos. La pregunta más escuchada entre los vecinos presentes, ante está sorprendente revelación, era: ¿nadie, de todos los que firmaron el compromiso de finalización de las viviendas, se dio cuenta que algo faltaba?.

Si bien la primera información daba cuenta de que los trabajos, en el conjunto de las viviendas, se retomarían a fines de abril; ahora, el titular del IPPV, anunció que las obras de las 34 viviendas, comenzaran recién a fines de este mes.

Oficialmente se supo que Barragán estuvo en la localidad invitado, por la Intendenta municipal, para que explique los avances de las gestiones; aunque los rumores, confirmados por una de las vecinas presentes, indican que lo habría hecho por el temor a que el hartazgo de las familias adjudicatarias las lleve a ocupar las viviendas mas avanzadas. 

El malestar y la frustración de los vecinos, que viene esperando la entrega de sus casas desde hace años, era evidente. Muchos están pagando alquileres elevados, por viviendas muy precarias, y en una situación de desempleo creciente mantienen la esperanza de poder instalarse, en las casas que les corresponden, cuanto antes. Esperanza a la que hoy le corrieron el horizonte.

Ante el nuevo escenario, y ya fuera de la reunión, se escuchó a una vecina  hacer la pregunta que, desde la impotencia, todos callaban: “y ahora, ¿cuánto más vamos a tener que esperar?”.

(Visited 467 times, 1 visits today)