Reactivaron las obras de las Estaciones Transformadoras y se trabaja en el tendido eléctrico

Bajo un estricto protocolo sanitario, este miércoles las obras de las Estaciones Transformadoras de General Conesa y El Solito, que se realizan en el marco del Plan Castello, se pusieron nuevamente en marcha. 

Estas obras, junto a otras actividades laborales como los aserraderos, fueron incluidas en las habilitaciones que dispuso el Ministerio de Salud de Río Negro, luego de que los trabajadores nucleados en la UOCRA se manifestaran frente al Municipio local horas antes de que se firme la nueva resolución. 

El pedido que los trabajadores llevaron al Municipio, venía siendo planteado por el Secretario de Organización y Asuntos Gremiales, Juan Carlos Kolman, desde el inicio del cordón sanitario que se extendió en Conesa por dos semanas.

Kolman entendía que la obras se realizaban afuera de la localidad y que los trabajadores de las mismas cumplen con todos los protocolos vigentes. Finalmente se impuso este planteo. 

El dirigente gremial confirmó, además, su gestión ante el titular de Transcomahue SA, Jorge Barragán, para destrabar el inicio de la obra del tendido eléctrico.

En el medio de los contactos para que se habilite el trabajo en las Estaciones Transformadoras, Kolman recibió la confirmación de esta obra del propio Ministro de Gobierno rionegrino, Rodrigo Buteler. “Dentro de 15 días se va a dar inicio al tendido eléctrico, una obra paralela que generaría alrededor de 40 a 50 puestos de trabajo”, contó el dirigente de la UOCRA. 

“Esta es una obra fundamental en este momento de tanta necesidad de empleo en la localidad, y permitirá que algunos de los trabajadores que fueron despedidos se puedan incorporar a la misma. Nos ayuda a llevarle un poco de tranquilidad a esas familias que están pasando un momento económico complicado”, afirmó.

Trabajadores de la construcción llevaron el reclamo de reactivación de las obras al Municipio.-

Situación sanitaria

En cuanto a la situación sanitaria, Kolman se mostró muy preocupado por la realidad que le toca atravesar a Conesa. “Mas allá de mi cargo en la Regional Viedma de la UOCRA, acompañando el trabajo de nuestro Secretario General Damián Miler, tengo mi familia y mis afectos en Conesa, por lo que sigo de cerca lo que está pasando”, agregó. 

“En el gremio somos como una gran familia y nos comportamos así. Para nosotros es muy importante que todos entiendan que las medidas de prevención hay que cumplirlas, por el bien de cada uno pero también de la comunidad. Y los trabajadores entienden ese mensaje”, aseguró Juan Carlos Kolman.

También el dirigente se solidarizo con los conesinos y conesinas que están padeciendo esta enfermedad, y sobre todo con los familiares y amigos de las personas que fallecieron como consecuencia de la misma. 

“Son perdidas irreparables y muy dolorosas en un pueblo en el que nos conocemos todos. Por esto, es importante que entendamos la seriedad del problema y hagamos lo necesario para salir cuanto antes de esta situación. Por nosotros, pero también por el personal de salud y todos los que están trabajando sin descanso”, afirmó.