Covid-19: La situación de Conesa no mejora

(*). Opinión Editorial.- General Conesa cerró la jornada del jueves sin datos oficiales locales sobre las novedades de la situación sanitaria en las últimas 24 horas. Es evidente que existe un problema de coordinación entre el Municipio y el equipo de Salud local. De allí la falta de datos.

Los datos oficiales que emite el Municipio, aportados por el Hospital, son más cercanos. El Ministerio de Salud rionegrino realiza un corte de datos cerca de las 17hs, mientras que los publicados localmente suman las variaciones registradas luego de ese horario. De allí su importancia.

Sin esos datos, tenemos para informar y analizar los publicados por el Gobierno provincial. En General Conesa se confirmaron hoy 22 casos positivos, el total de activos llegó a 112. Además, 9 pacientes recibieron el alta médica. El total de recuperados ya alcanza los 113 casos. Todo esto en las 24 horas previas a las 16:45 del jueves.

Como análisis, podemos decir que la situación de Conesa no solo no mejora sino que además se agregó un componente que podría generar mayores inconvenientes: los nuevos contagios se dan en un número importante en personas que componen los grupos de riesgo.

Lo que pasa en esta localidad no escapa a lo que sucede en el país y en la provincia. El intendente de Viedma Pedro Pesatti dijo esta misma noche que tiene “mucho miedo de lo que nos pueda suceder si no cumplimos con las normas sanitarias”.

Es un miedo natural, que todos sentimos cuando nos enteramos que en una ciudad cercana se eligió a quien darle un respirador. Cuando sabemos que no hay disponibilidad de camas en el Alto Valle, y que en una sola jornada tuvimos 11 personas fallecidas en Río Negro.

Algo sigue andando mal en Conesa si al final de 14 días de estricto cordón sanitario contamos 22 casos positivos en una sola jornada.

“El mensaje no tiene que ser negativo ni generar miedo” hemos escuchado decir con frecuencia en estos meses. Pero resulta que si el mensaje no dimensiona lo que realmente pasa a alguien se le puede ocurrir hacer una fiesta a pocas cuadras de la Comisaria en el medio de una crisis sanitaria sin precedentes. Y los que participan de ese hecho gravísimo seguramente están entendiendo mal el mensaje.

Conesa es un pueblo chico, ni un solo conesino debería poder transitar ni una cuadra sin barbijo sin que se le apliquen las multas correspondientes, por citar un ejemplo. Ni hablar de las fiestas y reuniones sociales. Nadie puede hacer lo que no está permitido sin que se lo sancione con toda la fuerza de la ley. Ese debería ser el mensaje. O se entiende o tendremos que lamentar más vecinos muertos por situaciones que podemos evitar.

Es claro que todavía existen personas que no están entendiendo la idea de la conciencia social, en pensar en nuestro bienestar cuidando la salud del resto. Y esas conductas irresponsables deben ser sancionadas. Ya no se trata de ser tolerantes o no, se trata de que nos estamos jugando mucho como sociedad y estamos perdiendo.

 

*Por Fredy Morales.-

(Visited 477 times, 1 visits today)