Cordón sanitario en San Antonio: La apuesta a la responsabilidad no dio resultado

(*) Opinión Editorial.- San Antonio terminó este miércoles con 150 casos activos de coronavirus y el Comité de Emergencia resolvió solicitar al Ministerio de Salud la implementantación de un cordón sanitario.El pedido implica la vigencia de fuertes restricciones en las tres localidades que componen el ejido municipal por el término de 10 días.

El llamado a la responsabilidad social que realizó el intendente Adrían Casadei hace tres semanas, cuando el aumento de casos en San Antonio era evidente, no dio resultados positivos. Esa decisión, en ese momento, causó sorpresas.
 
En ese ejido se habían impuesto restricciones antes del Decreto presidencial que impuso el Aislamiento Social el pasado 20 de marzo. Durante 5 meses, la inflexibilidad en las medidas impuestas por el gobierno municipal fueron largamente elogiada, sobre todo porque mientras crecian los casos en los principales centros urbanos de Río Negro, la zona atlántica seguía libre del virus.
 
Sin embargo, cuando los casos aparecieron todo cambió. Se produjo un rotundo golpe de timón. Mientras se asumia que el cordón sanitario, que se habia aplicado con éxito en el Valle Medio y se imponía en General Conesa, era el método de control más efectivo, el intendente Casadeí, con el respaldo del Comité de Emergencia, apeló a la responsabilidad de los sanantonienses. Una apuesta arriesgada, que se sabía insuficiente.
 
Sabiendo lo que sabemos sobre la forma de propagacion del virus y las medidas más efectivas para controlar su propagacion, estamos ante una emergecia sanitaria precisamente porque un sector minoritario de la población no entiende la idea de responsabilidad o conciencia social. No la tiene y no la quiere tener. Y la capacidad de daño de ese sector es muy grande.
 
Ahora, San Antonio solicitará una medida que debió haberse impuesto hace tres semanas. Nunca es tarde, pero es bueno entender que no se pueden tomar decisiones de gobierno en tiempos excepcionales en base al humor social. Los sanantonienses mayoritariamente no querían restricciones y su gobierno hizo lo que querían, sin considerar otras variables, como el hecho de que el sistema sanitario de la zona no resiste una expansión descontrolada del virus.
 
Ahora empieza otra etapa, en la que se solicita la única medida que puede garantizar que los casos van a bajar, como sucedió en las localidades rionegrinas en las que se aplicó. Y, lo más importante, no aumentará el riesgo del frágil sistema sanitario de toda la región.
 
El cordón sanitario, que significa una fuerte restricción de la circulación de personas y por ende del virus, permitirá también que no siga aumentando el riesgo de las personas que componen los grupos vulnerables. San Antonio tiene 5 pacientes fallecidos, según la información difundida por el Ministerio de Salud.
 
Si se habilita el cordón sanitario, los sanantonienses tendrán que realizar un gran esfuerzo durante 10 días. Sobre todo el sector no asalariado y de emprendedores que viven de lo que generan todos los días. Pero este esfuerzo será beneficioso, cuando se lo compare con la tranquilidad de haber hecho lo necesario para preservar la vida de muchos de los vecinos que no están en condiciones de superar la enfermedad.
(Visited 79 times, 1 visits today)